Mes: agosto 2014

Publicidad y quimifobia

Posted on

Supongo que igual que la mayoría de gente, no solemos hacer mucho caso a la publicidad en la televisión. Sin embargo, el anuncio del que quiero hablar llamó mi atención por esa manía un tanto estúpida (a mi parecer) de completar los nombres de los productos con sugerentes calificativos en inglés. El mejor ejemplo tal vez sería aquel kaliavanisoxiaxioncrístalguait de hace tiempo, y no muy atrás vendría este que cito hoy: el finiscuantumpáueranpiur.

Este producto se trata de un detergente para lavavajillas; es decir, en realidad es un conjunto de compuestos químicos que eliminan la grasa acumulada en platos y utensilios de cocina. Por tanto, todavía sorprende más ese aire de quimiofobia que se insinua en determinados momentos del anuncio. Pero bien, para comentarlo, primero mejor ver el anuncio:

Ahí está, bien clarito: “menos químicos”. Una expresión del estilo de aquella de “sin conservantes ni colorantes” típica de la quimiofobia en la publicidad sobre alimentación, de la cual ya hablé en su día en mi programa de Cabiló Ràdio sobre quimiofobia y para la cual tomé como ejemplo alguna entrada del fantástico blog de Scientia.

¿Qué pretenden decir con que hay “menos químicos”? ¿Es acaso eso mejor para el producto? ¿Limpia y desengrasa mejor? No sé… podría ser. Lo único que se me ocurre es que, al utilizar menos compuestos químicos, quizás la contaminación es menor y mejora el respeto al medioambiente pero, ¿respecto a las bondades del producto en sí?.

La verdad es que me suena haber leído algo sobre el respeto al medioambiente en la web del producto, pero ahora no lo encuentro. Aún así, eso de la contaminación no está tanto en que hayan muchos o pocos compuestos químicos (que también), sino en su peligrosidad o toxicidad. En fin, que “aceptamos barco…”.

Por tanto, volviendo al asunto de la quimiofobia, ¿por qué destacan que hay “menos químicos”? ¿No están insinuando con esa frase que las sustancias químicas son “malas”? ¿Pero no os dáis cuenta de que sin ellas no limpiaríais nada!!!? En fin, que si tiene alguna utilidad destacar ese mensaje, creo que deberían especificar cuáles son las supuestas ventajas de ese uso menor de sustancias químicas.

Y bien, para terminar, otro asunto del anuncio relacionado con esas sustancias químicas y que da que hablar: el “ataque” a la propia lengua. Porque según la RAE, un químico no es lo mismo que un compuesto químico; un químico es eso, la persona que se dedica a la Química. De nuevo una mala traducción del término inglés “chemicals”, que allí sí que significa sustancia química. Conviene decir que en un momento sí que dicen correctamente “componentes químicos”, pero al final, las frases destacadas son las erróneas “menos químicos”.

Ahora bien, si nos ponemos a pensar, es posible que la frase sea cierta y, además, en absoluto quimiofóbica. Porque quizás ocurre que, con la crisis, han tenido que despedir a la mitad del laboratorio de I+D+i de la empresa, con lo que en plantilla tenían a menos químicos. En ese caso sí se entendería todo a la perfección y no habría ningún problema.