Mes: mayo 2014

Sobre las elecciones

Posted on Actualizado enn

votar

La idea de esta entrada es un préstamo que parte de este artículo, una reflexión aparecida hace tiempo en el blog de divulgación científica Mapping Ignorance y reflexiona sobre hasta qué punto nuestro sistema de votaciones actual nos permite dar nuestra opinión sobre los candidatos o listas que se presentan.
Todo nace de una pregunta: ¿por qué solo podemos votar a favor de un candidato concreto (o una lista de candidatos) y no EN CONTRA de un candidato?

En el artículo analizan que, en general, la manera de expresar nuestro desacuerdo con algunos políticos es la de votar en blanco o votar a candidaturas especiales, como algunas novedosas (un newcomer, como Podemos) o algunas excéntricas (como la Confederación Pirata). También está la opción de la abstención, claro, pero aún así ninguna opción explica claramente cuáles son los motivos por los que hemos decidido votar una opción diferente de las “convencionales”.

Hago un inciso aquí para aclarar que, en mi opinión, la decisión de votar a Podemos en este caso no creo que haya sido como contraposición a los partidos mayoritarios, que también (en contra del bipartidismo, como se ha dicho mucho estos días), sino que también ha funcionado perfectamente el mensaje y la promoción de su cabeza de lista, Pablo Iglesias, que ha calado en mucha población descontenta.

Volviendo al tema de las elecciones y cómo mostrar nuestro desacuerdo, en el artículo se analizan varios métodos de votación diferentes. En uno de ellos se nos permitiría votar a varios candidatos o listas diferentes (y no solo a uno!), simplemente indicando todas las que nos gustan y resultando ganador quien tuviese más “aprobados”; en el otro sistema, además de esto, se permitiría votar en contra de algunos partidos (con lo que tendrían votos negativos) o simplemente se podría no opinar.
Puede que esto en nuestro sistema electoral de listas cerradas sea difícilmente aplicable, pero serían opciones a tener en cuenta en eso que muchos pensamos desde hace tiempo: que el sistema electoral debería cambiar de alguna manera.

mafalda_eleccionesEl artículo analiza las ventajas o inconvenientes de estos sistemas (aunque también indican que se debería hacer más pruebas) y comenta también un experimento realizado en Francia. De hecho, en este país en el 2007, si hubieran hecho caso a este sistema de votación, los candidatos finales no habrían sido Nicolas Sakorzy y Segolène Royal, sino que uno de ellos tendría que haber cedido su sitio al otro candidato, François Bayrou, que fue quien recibió más aprobados. En fin, mejor que leáis el artículo por vuestra cuenta.

Y bien, como conclusión “científica”, que es de lo que intento hablar en este blog, me gustaría decir que en trabajos como este podemos ver que un estudio científico, riguroso y bien planteado, puede ser de cualquier tema o de cualquier rama del conocimiento. En este caso, diría que la sociología o la economía.

Puede que en estos casos las conclusiones o los resultados sean menos “exactos” que en un trabajo de ciencias físicas, por poner un ejemplo, pero si el método científico está bien planteado y el desarrollo del estudio está bien realizado, las conclusiones pueden ser igual de válidas. Al final se trata de intentar dar respuesta a ciertas hipótesis previas y, después, plantear nuevas cuestiones para seguir avanzando en el conocimiento.